La cocina y su mundo, cada vez mas creativo e innovador, ha sido siempre experiencial, pero hoy se identifica con esa forma de entender el acto gastronómico mas que nunca. Una vez superada la técnica y la calidad del producto, el cocinero y su equipo intentan, con mayor o menor fortuna,  trasladar al comensal esa percepción para conseguir enamorarle y permanecer en su recuerdo….. y así, de paso y muy noblemente,  diferenciarse de su competencia o incrementar su ticket medio.

La sucesión de momentos previos, durante y después de una comida que vive un comensal, junto con la percepción del entorno en que se sirve y disfruta la comida juegan un papel decisivo en ofrecer las claves emocionales que finalmente conforman esa “experiencia gastronómica”.

La Gastronomía Experiencial,  estudia todos los factores capaces de modificar la experiencia gastronómica para el comensal más allá de la degustación de los platos, provocando situaciones emocionales (muchas veces multisensoriales) que integran la gastronomía con la gestión del entorno y de las percepciones que se hacen vivir al “comensal” (al que en InHedit nos gusta llamar “gastroludópata” enfermo por comer bien y disfrutar)

La Gastronomía Experiencial bebe de fuentes tan diversas como la Ingeniería Emocional, la Ingeniería Sensorial, el Neuromarketing, el Diseño Industrial o la Arquitectura, pasando por la Psicología o la Sociología. Utiliza el análisis de Tendencias de Sociales y de Mercado para definir patrones de comportamiento de los comensales. Emplea alta tecnología, pero lo hace de una forma no invasiva, como herramienta para conseguir la generación de estímulos que provoquen las sensaciones…. que nos llevan a la emoción.

 

A Begoña Rodrigo le propusimos un reto y ella nos lo devolvió. Aplicar alguna de las técnicas que empleamos para generar impacto emocional en el comensal en la presentación de alguno de sus platos mas conocidos (Ensalada Caesar) , dándole la oportunidad de contar a la persona que lo degusta las razones que le llevaron a su conceptualización y creación.
Al mismo tiempo, en el trabajo Caramel Desert, el proceso fue diferente, ya que lo que nos planteamos fue que diseñara un plato teniendo en cuenta que podría generar efectos sobre él que el comensal disfrutara (como caramelizar el plato sin tocarlo tras una tormenta de fuego que, al mismo tiempo, hace que salten palomitas de maíz delante de sus ojos.

Y todo ello, para desmitificar el hecho de que estas técnicas son muy costosas o complejas, lo hicimos con un fantástico becario y en solo una semana… ¿quieres verlo?

 

 

 
¿Qué es un Blogtrip? 3 Buenos Motivos para Hacer Uno http://t.co/XUPA6oR622 vía @vmdeluxe6 hours ago

Utilizamos nuestras propias cookies y también cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostramos que la publicidad en relación a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando de aquí, se considera que acepta el uso. Usted puede obtener más información haciendo clic en nuestra Política de cookies