LAS SIETE PREMISAS DEL DISEÑO PARA TODOS

DISEÑO ORIENTADO POR LAS PERSONAS – DISEÑO UNIVERSAL – DESIGN FOR ALL

Los criterios del Diseño para Todos  permiten minimizar y vencer las dificultades de uso.

Al menos durante el 40 % de nuestra vida tenemos problemas de interacción con el entorno. Por eso el Diseño para Todos es solidario, respetuoso e integrador, y favorece la igualdad de oportunidades.

Diseño para Todos - Diseño Universal - Diseño Orientado por las Personas

Los espacios en los que nos desenvolvemos y los objetos que manipulamos, no siempre se han diseñado para  que puedan ser usados por todo tipo de personas, con distintas capacidades físicas, cognitivas, sensoriales, dimensionales y culturales. Sin embargo nuestro grado de dependencia cambia constantemente a lo largo de nuestra vida. Aunque disfrutemos de buena salud, tanto de niños como de mayores necesitamos ayuda. Además todos estamos expuestos a padecer estados en los que queda limitada nuestra capacidad de acceder a espacios y/o a manipular objetos, aunque sea de forma transitoria. Muchos sabemos lo que supone desplazarnos con muletas, o intentar manipular lo que sea con una mano vendada.

Incluso en nuestro día a día  y en plenas facultades nos encontramos en situaciones que limitan temporalmente nuestra capacidad, como cuando volvemos de la compra con mucha carga, o nos movemos con un bebe en brazos o con un cochecito, o simplemente teniendo una mano ocupada e intentando resolver cualquier situación con la otra.

El Diseño para Todos fuerza la “humanización” de la tecnología

El Diseño para Todos consigue adaptar el entorno para que sea más fácil de usar, con la premisa de que si resulta fácil para personas con necesidades específicas, siga siendo fácil para quienes no las tienen. En la práctica se fuerza la “humanización” de la tecnología a través del proceso de diseño. Se pone el foco en las necesidades reales de los usuarios y se democratiza su acceso, en contraposición al riesgo de exclusión social que supone el no tener en cuenta toda la diversidad humana en esos procesos de diseño.

Según la Design for All Foundation, un producto o servicio  concebido bajo los criterios del Diseño para Todos requiere el cumplimiento de estas 7 premisas:

  1. Simplificación al máximo manteniendo la funcionalidad
  2. Adaptado a la capacidad de interacción del usuario
  3. Permitir una percepción rápida de qué es y cómo se utiliza
  4. Concepto ajustado a la experiencia previa y a las expectativas del usuario
  5. Clara relación entre el sistema de activación y el resultado que produce
  6. Sistema de feedback que informe del estado y actividad del producto.
  7. Prever que un uso indebido no tenga consecuencias nefastas

 

Conclusión

Los usuarios se convierten en las protagonistas del proceso de diseño. Los criterios del Diseño para Todos ponen el foco en las personas, y hacen que sea imposible aplicarlos sin tener en cuenta sus características, sus necesidades, y sus opiniones. No se concibe que ningún producto o servicio se pueda desarrollar sin su participación y el testado hasta conseguir el resultado esperado.

Image: By www.diseñoaccesible.es [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

Leave a Comment

dos × 1 =

 
¿Qué es un Blogtrip? 3 Buenos Motivos para Hacer Uno http://t.co/XUPA6oR622 vía @vmdeluxe6 hours ago

Utilizamos nuestras propias cookies y también cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostramos que la publicidad en relación a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando de aquí, se considera que acepta el uso. Usted puede obtener más información haciendo clic en nuestra Política de cookies